Volver a la vida con el Coronavirus

Volver a la vida con el Coronavirus

Entender que la implementación de la cuarentena es la solución a la pandemia es un error. La humanidad debe prepararse para reactivar sus actividades pese al virus, de lo contrario habría incalculables consecuencias, pero hay que hacerlo bien.

Por: Juan Luis Castro

Hablemos claro, el objetivo que se está logrando con el confinamiento es RETRASAR el progreso de una pandemia que terminará afectando a un 60% de la población colombiana si no se hace nada

Si en junio termina el confinamiento, el virus estará en las calles esperándonos como si nada y seguimos sin estar preparados, pues la capacidad real de respuesta ante el virus no ha sido aumentada por falta de una estrategia clara. 

La solución definitiva es una vacuna que podrá estar lista para uso humano en un año y medio, y de ahí a que llegue a los más de 6 mil millones de habitantes del planeta, en el mejor de los casos, tomará otro año más. 

Hoy por hoy, por un lado tenemos un problema extremo de salud pública que tendrá una solución definitiva, al menos, dentro de dos años, y por otro lado, tenemos una economía que no lleva ni un mes confinada y ya enfrenta su peor caída, quizá desde la gran depresión de los años 30.

Tanto el Gobierno Nacional como las principales ciudades y alcaldías del país han hecho esfuerzos tremendos para comprar mercados, pagar arriendos, diferir servicios públicos de las comunidades en la pobreza, a tal punto de gasto que buena parte de sus programas de gobierno ya no existen o están seriamente afectados. Sin Embargo, ni el Gobierno, ni las alcaldías y gobernaciones podrán mantener este ritmo de gasto mucho tiempo.

No podemos decir, “arreglemos lo del coronavirus ahora y con la economía luego vemos que hacemos” porque el remedio será peor que la enfermedad, nuestro país debe reactivarse pronto o corremos el riesgo de que el rebote de la economía no sea en “V” sino en “L”.

Pero entonces, ¿Qué hacemos? Lo que propongo es que la humanidad debe prepararse para volver pronto a la vida cotidiana con el coronavirus. Muchos ahora encerrados en sus casas pensarán con miedo que no es posible, pero garantizando las medidas de higiene, la distancia preventiva entre personas (que disminuye en un 60% el contagio), el acceso y uso generalizado de tapabocas, la instalación de puntos de desinfección en los edificios públicos y lugares de trabajo y el acceso a test diagnósticos, sí lo es

Mientras no haya vacuna, no solo es posible, es urgente volver a cierta normalidad cotidiana pese al coronavirus y entre más pronto comencemos el proceso, menos daño tendremos como sociedad. 

Ahora viene una puja de fuerzas entre los que quieren que volvamos a la normalidad por la crisis económica que se está viviendo y los que tienen miedo por la posibilidad de contagio y caer entre ese 20% que requerirá ser hospitalizado y, así mismo, en el 5% que podría morir. Imagínese comprar una lotería para tener la oportunidad de quedar entre los 20 hospitalizados o entre los 5 muertos.

El país aceptó la cuarentena para darle tiempo al gobierno para prepararse a enfrentar el virus. Así las cosas, las preguntas al Presidente Duque y su gabinete con respecto a la reanudación de las actividades son las siguientes:

– Sobre el pago a Sistema de Salud y Talento Humano: ¿Giró todos los dineros de la ley de punto final para que le pagaran a las IPS y a el talento humano en salud? Solo a médicos especialistas se les debe alrededor de 20 mil millones de pesos en honorarios. Hay numerosos hospitales en el país donde al personal no le pagan hace más de seis meses. 

¿Adquirió suficientes test diagnósticos? para hacerlos en masa y hacer un rastreo y aislamiento de casos positivos con iteración por zonas estratégicas del país.

¿Consideró el cierre de zonas vulnerables del país para evitar llegada del virus? debido a la ausencia de servicios médicos y condiciones sanitarias adecuadas.

¿Adquirió los implementos necesarios de bioseguridad para que los médicos, las enfermeras y el talento humano en salud puedan trabajar de manera adecuada sin arriesgar innecesariamente sus vidas?

¿Adquirió un mínimo de 10 mil ventiladores (punto intermedio)para enfrentar la cantidad de enfermos que se van a contagiar por el virus?

¿Dispone de la capacidad de dar tapabocas efectivos para el total de la población colombiana?, especialmente en ciudades que tienen transporte masivo y disposición de estaciones de lavado de manos a gran escala.

¿Hizo una evaluación del éxito de la cuarentena?

¿Están definidas las normas del Aislamiento Social? 

Sí es posible reducir el riesgo de contagio del coronavirus a niveles funcionales. Lo han demostrado en Corea, China, Hong Kong y Singapur, quienes adoptaron medidas que, poco a poco, hoy los tienen regresando a su vida normal pese al virus. ¿Estamos preparados para volver a la normalidad en Colombia? Es momento de preguntarle a los responsables.

One comment

Deja un comentario