Trabajemos juntos por el país

Trabajemos juntos por el país

¡Presidente! la oposición está dispuesta a trabajar sin ningún tipo de cálculo político.

Descargue el comunicado de la oposición en PDF.

Las bancadas del Congreso de la República declaradas en oposición haremos uso del derecho de réplica al Presidente por su anuncio de las medidas para atender la propagación del SARS – CoV 2, mejor conocido ante la opinión pública como Covid-19 o Coronavirus. 

Para la oposición es de la más alta urgencia que el Gobierno Nacional despliegue todo el poder del Estado para atender el problema de salud pública al que nos enfrentamos los colombianos. Reiteramos nuestra preocupación por el bienestar de la ciudadanía y exigimos tanto al Ministerio de Salud como al presidente Iván Duque, que las decisiones a las que se llegue para solventar este panorama, estén libres de cualquier atadura política y pretensión individual. La garantía de los derechos fundamentales no responde a colores políticos. 

Mantenemos nuestra invitación a la ciudadanía y a diferentes sectores de la sociedad para acatar el aislamiento preventivo con el fin de garantizar el detenimiento de la propagación del virus. 

La activación de las instituciones y la toma de decisiones debe ser ágil para lograr contener un escenario irreversible. Le sugerimos al señor presidente Iván Duque un Plan Económico de Emergencia que cuente con la veeduría de todos los partidos políticos para enfrentar las consecuencias inmediatas del aislamiento. De igual manera, consideramos necesario construir escenarios de contingencia institucional para enfrentar la enorme recesión que traerán las medidas que ya están en marcha para superar la pandemia. 

¡Presidente! La oposición está dispuesta a trabajar sin ningún tipo de cálculo político. No pierda más tiempo, escúchenos para tomar las mejores decisiones. 

Réplica de la oposición sobre el Coronavirus

Senador Juan Luis Castro, Médico y salubrista público

Colombianas y Colombianos buenas noches.  

Soy Juan Luis Castro, médico, psiquiatra y salubrista público. Soy Senador de la República por el Partido Alianza Verde.

En nombre de las bancadas del Congreso de la República declaradas en oposición, cuya totalidad de congresistas se encuentra conectada por teleconferencia en este momento, y como respuesta a la alocución presidencial hecha el día lunes en horas de la noche, queremos hablarle al país sobre la crisis ocasionada por el COVID 19.

Debemos empezar por admitir que no se equivocó el Presidente Iván Duque, cuando en su alocución dijo que “estamos frente a uno de los mayores desafíos de nuestra historia, y tenemos que hacerle frente juntos”.

Ante la Pandemia del Coronavirus que ya tiene cientos de miles de casos confirmados y miles de muertes a nivel mundial, todo el pueblo colombiano está esperando acciones concretas y efectivas basadas en la lógica, la ciencia y la ética.

Es importante empezar por desmentir los mitos más comunes y promover información relevante.

  • Hasta el momento el Coronavirus no tiene vacunas. No existe ningún tipo medicamento o remedio milagroso. ¡No se deje engañar! hay avances esperanzadores pero el principal mecanismo para evitar el contagio es lavarse las manos durante al menos 20 segundos cada 3 horas, evitar contacto físico, si tiene síntomas de gripa procure quedarse en su casa y si es urgente salir use tapabocas. Al estornudar o toser cúbrase con un pañuelo desechable y si no lo tiene con el antebrazo.
  • Es importante que todos los colombianos tengamos claras las razones por las que el aislamiento preventivo y la suspensión de las actividades son medidas que permiten salvar vidas.
  • El periodo de desarrollo de un posible contagio, la manifestación de los primeros síntomas y la eventual superación del virus es de al menos 15 días. Por eso las medidas propuestas por el gobierno nacional y las autoridades locales deben ser cumplidas pase lo que pase, solo las actividades económicas esenciales, como las relacionadas con alimentación, servicios públicos y la seguridad del país deben mantenerse. Está en nuestras manos garantizar el detenimiento de la propagación. 
  • ¡Tenemos que poner todo nuestro esfuerzo y sentido de solidaridad en cuidar a los adultos mayores, las personas con condiciones inmunológicas complejas, a los pacientes de enfermedades pulmonares y a la población de primera infancia! Quedarnos en casa puede salvar la vida de una de estas personas.
  • No podemos olvidarnos de proteger a quienes nos cuidan. ¡Todas las estrategias de detección temprana y aislamiento protegen a miles de colegas trabajadores de la salud que están poniendo sus manos para solucionar esta pandemia. 

¡Las medidas individuales son necesarias, pero la acción del estado debe ser incesante!

  • Colombianos, no es tiempo de ahorrar esfuerzos. Es inaceptable que se tengan en cuenta intereses individuales y políticos por encima del bienestar de toda la población. 
  • El Ministerio de Salud tiene que actuar ágilmente para evitar un desbordamiento en la infraestructura hospitalaria, no puede permitir que el porcentaje de pacientes que requieran atención especializada sobrepase el número de Unidades de Cuidado Intensivo disponibles. 
  • Es importante que los gobernantes locales insistan en el aislamiento preventivo y en el fortalecimiento de los servicios de salud. A partir de una intervención del Estado se podrá garantizar la integridad de millones de personas.
  • Agradecemos  a  todas las autoridades religiosas solidaridad, cooperación y dar ejemplo. 
  • En general, todos los lugares donde se suelen presentar aglomeraciones: cines, bares, gimnasios; deben ser aliados en la lucha contra el Coronavirus. Debemos  evitar al máximo la reunión masiva de personas. 
  • ¡Hago un llamado a todas y todos mis colegas salubristas públicos y del talento humano en salud para ponernos a disposición de los municipios más vulnerables del país, ayudemos a plantear estrategias ante este panorama! El conocimiento y las capacidades técnicas al servicio de los más expuestos.

En aras de construir las mejores políticas posibles es también nuestro señalar una nueva perspectiva que pueda ayudar al gobierno:

  • Presidente Duque, no se trata solo de decir que hay voluntad política para solucionar los problemas de salud, ¡hay que tenerla! Desde diciembre de 2019, hasta el 3 de marzo, el país no tuvo Ministro de Salud en Propiedad. ¡El Coronavirus fue detectado por primera vez el 6 de marzo! apenas tres días después de la posesión del actual ministro.
  • Presidente, lo invitamos a que solucione el cuidado de la zona fronteriza con Venezuela. Hay que adoptar medidas eficaces para evitar el padecimiento de los colombianos de las zonas fronterizas. 
  • Su gobierno tardó 10 días, desde la detección del primer caso, en suspender los vuelos provenientes de países con circulación activa de COVID-19. Este error estratégico complicó todos los planes de mitigación del riesgo y detección temprana de la enfermedad. Se necesita control real en los aeropuertos: restringiendo incluso los vuelos domésticos. En Colombia se duplican los casos de Coronavirus cada dos días, mientras que en países como Italia sucedía cada cuatro. ¡Presidente por favor tome pronto las decisiones!

Es responsabilidad del gobierno nacional:

  • El abastecimiento de Insumos para hacer diagnósticos, Presidente, no puede ser que los gobiernos locales salgan por el mundo a buscar aliados para abastecerse, cuando es usted quien debe garantizar estos materiales.  
  • Deben realizarse de forma masiva tantas pruebas de detección de la enfermedad como sea posible. Varias universidades del país ya se han puesto a disposición para esta tarea. No podemos escatimar esfuerzos para lograr la detección temprana.
  • Se tienen que tomar medidas policivas para quienes violen las medidas de confinamiento obligatorio. No podemos poner en riesgo la salud de toda la población por la  irresponsabilidad de unos pocos. 
  • El Gobierno nacional debe guiar a los departamentos, distritos y municipios en la creación de una gran fuerza preventiva de salud, que logre visitas a domicilio, brigadas de detección temprana de la enfermedad y la práctica de pruebas de forma masiva en todo el país, con énfasis en las zonas más vulnerables como (Chocó, Guajira, el Pacífico, Cauca, entre muchas otras).
  • Se debe dejar estructurado un sistema de respuesta integral con protocolos definidos para enfrentar episodios como este en el futuro cercano. Este es un tema de seguridad nacional el cual develó la improvisación en caliente por parte de este gobierno. 

Muy importante

  • Es necesario plantear un Plan Económico de Emergencia en cabeza del presidente y con veeduría de todos los partidos políticos para enfrentar las consecuencias inmediatas del aislamiento. De igual manera, tenemos que construir escenarios de contingencia institucional para enfrentar la enorme recesión que traerán las medidas para superar la pandemia.

Sugerimos:

  • Eliminar las exenciones tributarias ineficientes y enfocarnos en lo prioritario para traer verdadero desarrollo al país; Reactivar la producción agrícola e industrial para no depender exclusivamente del petróleo y productos extractivos, protegiendo los derechos de la naturaleza y amparando nuestros recursos naturales.
  • Proteger en materia de intereses, pago de IVA, acumulación de obligaciones, y otras medidas, a empresarios pequeños y medianos que se han visto y se verán damnificados por la pandemia. Créditos con tasas bajas, entre otras medidas que busquen suspender obligaciones tributarias como apoyo a las MYPYME. 
  • Desde el Gobierno Nacional se tiene que promover una política de ayuda social inmediata para las millones de personas que trabajan en la informalidad y que no pueden acatar plenamente las indicaciones de aislamiento. De igual manera, se deben tener las medidas de protección financiera para la labor del cuidado: madres cabeza de familia y personas que se encargan de cuidar. Debemos propender por impulsar transformaciones culturales en casa para redistribuir las responsabilidades del cuidado. 
  • Que el Gobierno nacional considere congelar pagos de arriendos, recibos de servicios públicos, hipotecarios, moras de créditos y demás pagos que se vean afectados por esta crisis. 

Para concluir, la crisis ocasionada por la pandemia del COVID-19 ha dejado en evidencia las enormes fracturas de nuestro sistema económico y político. A lo largo de la Historia de la humanidad, las crisis de salud pública global, pese al dolor y las complicaciones, han sido oportunidades para que estados, como Colombia, modernicen sus sistemas de salud, su acceso al agua potable, el fomento del empleo formal que se ha visto tan afectado, el acceso universal a las tecnologías de la información y las comunicaciones y muchas más medidas estructurales. Un Sistema de Salud digno para pacientes y trabajadores de la salud no tiene color político. Es un asunto de derechos fundamentales.

Señor Presidente, sus maneras y sus formas de hacer política son diametralmente opuestas a las nuestras. Nuestro papel en la democracia es señalarle lo que no va bien. La oposición está dispuesta a trabajar por el país sin ningún tipo de cálculo político. ¡Escúchenos! El Coronavirus no tiene ideología política. Lo invitamos desde esta orilla política, la de la Colombia profunda, rural, campesina, indígena y afro, para que por primera vez trabajemos juntos por el país.

Comments: 2

Deja un comentario