Comunicado a la opinión pública

Bogotá, 24 de octubre de 2019
Señores:
COPRESIDENTES
PARTIDO ALIANZA VERDE
CONSEJO DE CONTROL ÉTICO
La Ciudad

Referencia: Expediente No. 221019 – Sergio Mendoza, candidato al Concejo de Cartagena por el Partido Alianza Verde.

Respetados,
El motivo de la presente es extenderles mi profunda molestia y preocupación con lo que actualmente ocurre con el Expediente No. 221019 que adelanta el Consejo de Control Ético del Partido en contra de Sergio Mendoza, candidato al Concejo de Cartagena por el Partido Alianza Verde.

El 22 de octubre de 2019 el Consejo le notificó al candidato Mendoza que, mediante el auto de apertura de investigación, procedían unas medidas cautelares consistentes en una suspensión provisional por 60 días, otorgadas 20 horas después de la denuncia, con una rapidez sospechosa.

Como Senador en ejercicio y miembro del Comité Nacional de Avales del Partido, me sorprende la manera en que se ha procedido en este expediente. Respeto profundamente el ámbito funcional del Consejo de Control Ético, pero no deja de causarme mucha molestia el hecho cómo se ha venido desarrollando todo el proceso de las medidas cautelares.

El acervo probatorio en el cual se fundamentan las medidas cautelares es aportado por el señor Fabio Castellanos, candidato al Concejo por el Partido. Y la prueba reina que el candidato Castellanos pretende acreditar es un audio, anónimo, en el que se hacen acusaciones en contra de personas cercanas a Sergio Mendoza. Mi profunda molestia radica precisamente en la manera en que, bajo las reglas más elementales de derecho probatorio, esto se constituye como una arbitrariedad en términos del derecho al debido proceso. Asimismo, es absolutamente insólito la desproporción de esta medida cautelar teniendo en cuenta que no se ha adelantado ningún tipo de investigación de fondo.

¿Resultan suficientes unas pruebas de dudosa procedencia aportadas por un rival político directo? Y no es claro el Consejo de Control Ético en algo fundamental: ¿ni siquiera cuando una medida es abiertamente arbitraria procede un recurso de reposición para contradecir un auto como este? Con estas actuaciones, ¿dónde queda la garantía plena para el candidato Mendoza de los derechos fundamentales al debido proceso, al buen nombre y a ser elegido libremente? Y mi profunda molestia radica en lo siguiente: ¿Se ha detenido el Consejo a pensar que todo este tinglado del señor Fabio Castellanos tiene que ver con una estrategia para menoscabar la aspiración política de Sergio Mendoza? ¿Por qué motivo el Consejo lesiona una candidatura limpia, afectando la sana competencia, con una medida cautelar a cinco días de las elecciones del 27 de octubre? No considero sano ni aceptable como Parlamentario que se afecte la sana competencia entre la lista al Concejo de la ciudad de Cartagena. El señor Castellanos está haciendo uso de una estrategia, con la anuencia del Consejo, para lesionar gravemente la aspiración de Sergio Mendoza.

¡Las elecciones se ganan en las calles y en los barrios hablando con la gente y mirándola a los ojos! El Partido Alianza Verde no puede verse afectado por estrategias bajas y ruines. No puedo aceptar lo que está pasando en la campaña al Concejo de Cartagena y el Partido Alianza Verde no puede tolerarlo bajo ninguna circunstancia. En mi ejercicio como Senador, he abogado por erradicar estas prácticas politiqueras. La credibilidad del Partido Alianza Verde en sus procesos internos no puede permearse por las prácticas de los establecimientos políticos tradicionales en Colombia. Si en algo se ha diferenciado el Partido en los últimos años es en marcar diferencia de prácticas tradicionales: aquí se premia el mérito y la competencia electoral sana y leal. No puedo aceptar bajo ningún motivo que se menoscabe la institucionalidad y la dignidad y el prestigio del Partido por el actuar de unos pocos.

Les solicito comedidamente remitir copia de la presente misiva al Ejecutivo Nacional, a los doctores Antanas Mockus y Antonio Navarro, Copresidentes del Partido Alianza Verde y al Consejo Nacional Electoral. Asimismo, informo que remitiré oficios de todos los argumentos aquí desarrollados a la Procuraduría General de la Nación, a la Fiscalía General de la Nación y a todas las autoridades electorales.

Como hombre y como político soy mesurado y analítico. Pero eso no es motivo para tolerar, bajo ningún motivo, la competencia desleal y las trampas para menoscabar la dignidad de la gente y la alteración de unas elecciones. Esta situación debe solucionarse cuanto antes: es el prestigio del Partido el que está en juego.

Cordialmente,


JUAN LUIS CASTRO CÓRDOBA
Senador de la República
Partido Alianza Verde

Ver el comunicado.

Leave a comment