El Fracking no es seguro para Colombia

No fracking Colombia

Aunque durante su campaña, el Presidente de la República Iván Duque prometió que en su gobierno no habría fracking, hoy parece ser una realidad. Por Juan Luis Castro.

Bastó un poco más de un semestre desde la posesión para que el estudio de la comisión de expertos, que duró cerca de 4 meses, diera vía libre para la realización de un piloto integral de exploración mediante este método extractivista, sin embargo esta situación se toma la opinión pública debido a una evidente contradicción, donde la comisión de 13 expertos a pesar de dar el aval, reconoció que el país no está preparado para la implementación de esta técnica. Esta actividad beneficiaría al país en número de producción de petróleo y gas pero evidentemente el riesgo no es económico sino ambiental y social. El fracking o perforación hidráulica pone en peligro nuestras fuentes hídricas afectando así en un corto plazo a poblaciones aledañas del lugar donde sea implementado, y en un mediano plazo a departamentos enteros e incluso a todo el país.

Es de suma importancia dejar mi posición clara ante esta posibilidad de implementar el fracking dentro del territorio colombiano, como Senador de la Alianza Verde le digo no al fracking, pues a mi juicio Colombia no cuenta con un mapa geológico adecuado, como tampoco cuenta con uno de aguas subterráneas que permita aplicar de manera segura esta técnica de hidrocarburos. Adicional le recomiendo al Gobierno Nacional no implementar este atropello contra nuestro ecosistema, puesto que tal método afecta de manera irreversible los acuíferos, contaminando así la principal fuente de agua potable de nuestro país, hecho que podría generar una de las mayores crisis ambientales en la historia colombiana.

Para entender un poco más a fondo a que hago referencia, el fracking consiste fracturar las rocas en el subsuelo para extraer el crudo, práctica que traería terribles problemas a los suelos del territorio nacional y a nuestro ecosistema, tales como toxicidad en aguas, aumento de movimientos sísmicos, fugas de metano, contaminación y daños en las faldas acuíferas, entre muchos otros aspectos negativos los cuales estamos a tiempo para evitar, por eso propongo cuidar nuestros cuerpos de agua desde la Guajira hasta el Amazonas, consultar cuales son los intereses de las personas que habitan los 32 departamentos y mostrarles la importancia de evitar que el Gobierno Nacional respalde y autorice métodos como este ahora y en el futuro.

En conclusión pienso que el fracking no es seguro para Colombia, hay que proteger nuestro ecosistema ante cualquier interés económico puesto que los riesgos son mucho más elevados que los beneficios que tendríamos al implementar dicha práctica.

Leave a comment